Egresados de la Facultad cuentan sus experiencias liderando emprendimientos y organizaciones en medio de la pandemia

16 de junio 2020 | Egresados, Facultad, Novedades

Conversamos con 4 ingenieros comerciales UC, quienes nos contaron como ha sido gestionar equipos a distancia y qué oportunidades y desafíos les ha traído el contexto actual.

Son casi tres meses desde que el país entró en estado de catástrofe, tiempo durante el cual todas las organizaciones han tenido que adaptarse a nuevas condiciones de trabajo. El distanciamiento físico y las reuniones virtuales han pasado a parte de la nueva dinámica laboral.

En ese contexto, y considerando la incertidumbre económica y sanitaria que ha generado el nuevo coronavirus, quienes están a cargo de dirigir equipos han debido asumir nuevos desafíos. Para conocer sus experiencias y aprendizajes, conversamos con algunos egresados de nuestra Facultad.

 

Liderar a distancia 

“El gran desafío ha sido adaptar rápidamente nuestros servicios de asesoría y capacitación a los establecimientos educacionales para poder ofrecer un servicio virtual que responda a las nuevas necesidades que están experimentando los colegios”, señala Bernardita Yuraszeck, ingeniera comercial de la generación 2005, quien se desempeña como directora ejecutiva de Impulso Docente, fundación que da acompañamiento y formación a docentes en todo el país.

En ese sentido, Bernardita destaca que la crisis sanitaria aceleró el proceso de trabajo virtual de la organización que lidera. Sin embargo, también ha presentado un reto al momento de gestionar un equipo a distancia, ya que han debido implementar estrategias de contención. “Pero somos un equipo joven, flexible y con mucho compromiso con nuestros profesores por lo que hemos podido adaptarnos rápido al nuevo escenario”, explica.

Esa misma contención y empatía es lo que destaca Rodrigo Labbé, al momento de coordinar a un equipo de personas a través del trabajo a distancia. Si bien, reconoce que desde antes de la pandemia ya tenían una metodología de gestión que mezclaba lo presencial con lo remoto, lo que ha ocurrido las últimas semanas ha sido radical.

“Se trata mucho de partir empatizando con lo que cada uno está viviendo y dar espacios para aceptar y recoger eso. Luego viene un tremendo desafío de poder evitar la monotonía que cada uno puede vivir día a día, solo frente a su laptop en cuarentena. Ahí es clave la creatividad, tangibilizar la sensación de logro y de equipo”, destaca el ingeniero comercial de la generación 2001 y actual CEO de Jooycar, una innovadora plataforma de seguros de autos en base a kilómetros recorridos.

 

Covid-19: nuevas oportunidades y aprendizajes 

A pesar de los desafíos y nuevas formas de poder trabajar en equipo a la distancia, lo cierto es que la pandemia ha generado algunas oportunidades para las organizaciones. Eso es lo señala Jorge Fantuzzi, socio fundador de FK Economics, una consultora económica que, principalmente, realiza asesorías en contextos de juicios y arbitrajes.

El ingeniero comercial de la generación 2002, cuenta que el contexto los ha llevado a reinventarse. Por ejemplo, debido a la imposibilidad de poder viajar, cambió la forma en que realizan la actividad comercial para ofrecer sus productos y servicios en Latinoamérica. Ahora lo hacen de forma online, a través de reuniones y webinars. “Lo que nos pasó ahora es que, en vez de tener que estar viajando estamos todos los días en un país distinto. De alguna manera, se nos facilitó mucho el contacto comercial. Al final nos cambió la forma de hacer ventas”, relata Fantuzzi.

Junto con esto, Jorge comenta que surgió la posibilidad de editar un libro y lo harán en formato digital. La publicación explica cómo aplicar economía y econometría a la estimación de perjuicios. “Imagina que un proveedor falla. Esto te ayudará a estimar cuánto perdiste por culpa de esa falla”, aclara.

Al igual que Jorge, Manuel Ovalle, fundador del emprendimiento Mañungo afirma que la pandemia generó un espacio para que él y sus socios pudieran reinventar el negocio. Así, en vista de que la venta de comidas preparadas se vino abajo abruptamente, decidieron retomar un proyecto en el que llevaban trabajando hace un tiempo.

De esta manera, a través de Famil-e, Manuel, ingeniero comercial de la generación 2000, decidió cambiar la venta de comidas para celebraciones por frutas, verduras, carnes y abarrotes de uso cotidiano. “Lo que hacemos ahora es vender productos básicos a domicilio, pero con una diferencia fundamental: está basado en el principio de solidaridad. En lugar de que cada persona haga una compra para su casa, agrupamos comunidades. Compras con tus vecinos y mandamos solo a una persona a comprar”, explica.

Este nuevo proyecto ya cuenta con cerca de 60 comunidades, entre edificios y condominios, que se han sumado a estas compras grupales. Manuel destaca que gracias a eso, pueden apoyar a microempresas familiares y diversos proveedores y, a la vez, ofrecer a los usuarios despachos gratuitos, sin mínimos de compra y con descuentos por volumen. Por ahora, operan en el sector oriente y, en el futuro, esperan llegar a toda la ciudad.

Por su parte, Bernardita también comenta que el contexto que vive el país ha traído la urgencia de desarrollar ciertos temas y proyectos. Así, desde marzo han decidido crecer en el área del aprendizaje emocional, por lo que ya están realizando cursos virtuales sobre este tema, tanto para docentes de Chile y Latinoamérica. “Vemos como una gran oportunidad el que la formación virtual llegue para quedarse ya que siempre ha sido de nuestro interés escalar nuestros servicios y que estos sean accesibles para docentes de todo Chile”, afirma.

Por otro lado, Rodrigo Labbé destaca que la realidad que viven hoy los chilenos y el mundo en general, sin duda, ha comenzado a modificar ciertos hábitos y, en ese sentido, empresas como la que él lidera se posicionan de forma positiva en el mercado. “Cobra una enorme relevancia en contextos en que los desplazamientos en automóvil han bajado en alrededor de un 70% y ha servido también para que las compañías con las que trabajamos esta modalidad en Chile y Perú tengan una oferta relevante para comunicar a sus clientes y así evitar la fuga de estos”, señala.

Finalmente, Rodrigo reconoce que se vienen tiempos difíciles, pero que la formación de un Ingeniero Comercial UC entrega herramientas que pueden aportar en una crisis como la que vive el mundo. “Podemos tener la capacidad de mirar el bosque por encima y modelar racionalmente lo que pueden ser oportunidades reales que creen valor a ciertos segmentos, junto con poder empatizar e interpretar nuevas necesidades y aspiraciones”, concluye.

Conoce a más egresados de Ingeniería Comercial en los canales de la Fundación de Egresados de Ingeniería Comercial UC.