Columna egresado: Ricardo Lessmann

08 de octubre 2020 | Egresados

Por Ricardo Lessmann, ingeniero comercial generación 1970. Presidente & CEO en Automotores Gildemeister S.A.

Gildemeister tiene en Chile una historia comercial más que centenaria y tenemos muy arraigado en nuestro ADN empresarial la importancia de la responsabilidad para con la sociedad y siempre hemos procurado ser parte activa con la comunidad y no solo en estos tiempos difíciles de Pandemia.

Considero que la “caridad empieza por casa” por lo que nos preocupamos primeramente por nuestros colaboradores y tenemos buenos sistemas de bienestar y capacitación permanente.

En lo social, hace 20 años formamos un colegio particular subvencionado gratuito en Quilicura para apoyar la educación en una zona de alta vulnerabilidad y hoy tenemos 1.100 alumnos que reciben una formación de excelencia con la posibilidad de especializarse en mecánica automotriz o administración.

Nuestra labor hacia la comunidad la hemos orientado principalmente a la comuna de Pudahuel, comuna donde se ubican nuestras instalaciones matrices para la marca Hyundai que distribuimos en el país.

Personalmente desde hace muchos años he tenido la oportunidad de trabajar en dos corporaciones de la Municipalidad, relacionadas con la educación y salud comunal y la CODESUP, que es la Corporación de Desarrollo Sustentable de Pudahuel, en la cual lo público y privado buscan un desarrollo equilibrado para la comuna y sus habitantes. Son entidades muy bien dirigidas por Johnny Carrasco, un alcalde extraordinario y de una visión y calidad humana que cuesta encontrar en estos tiempos. 

Por nuestra cercanía con la Comuna de Pudahuel, durante estos momentos complejos hemos apoyado a la comuna a través de la Alcaldía entregando vehículos para asistir a los habitantes de la comuna, amonio cuaternario para la desinfección de las calles y mascarillas.

En lo referente a la industria automotriz, estos años hemos tenido caídas del mercado de hasta un 70%, lo que nos ha puesto desafíos importantes. En Gildemeister hemos tratado de provocar el menor impacto en nuestros colaboradores y nos hemos adaptado y buscado nuevas formas de trabajo que minimicen los riesgos de contagio tanto para nuestros clientes como colaboradores. En estos dos últimos meses la demanda ha aumentado en forma importante, por una parte, el temor de muchos consumidores de usar movilización publica y por el impacto del reparto del 10% de los fondos de pensiones, que le ha dado a muchos consumidores una mayor liquidez.

La industria antes del Covid-19 ya enfrentaba 3 desafíos importantes:

  • Autos compartidos ya sea entre privados o plataformas del tipo Uber, que reduciría la demanda individual por vehículos a nivel global. Habrá una mucho mejor utilización del capital invertido en vehículos por los tiempos que estos en están sin uso al día. Algunos cálculos en USA señalan que un vehículo particular se usa aproximadamente un 10% del tiempo disponible.
  • Conducción autónoma, que implicaría menos colisiones y menor consumo de repuestos.
  • Vehículos usando energías alternativas como el uso del hidrogeno y los eléctricos, con impacto en diferentes frentes, uno es la menor contaminación y beneficio para el medio ambiente, autos con mucho menos componentes y menor requerimiento de servicio y consumo de repuestos. Positivo para el país por sus enormes reservas de Litio, mineral usado en la fabricación de las baterías.

La Pandemia cambiará la forma de relacionarnos unos con otros, la manera de conducir los negocios y la forma de trabajar. Ya no se necesitará que todos concurramos todos los días a la “oficina tradicional”, habrá una gran reducción de viajes y desplazamientos ya que con las plataformas de comunicación vía internet permiten “reuniones” y “conferencias” virtuales extremadamente eficientes. 

En mi caso personal, yo viajaba al año más o menos el 40% de mi tiempo….en los últimos 7 meses no he viajado y he podido conducir los negocios en forma muy eficiente……pero pienso que las reuniones presenciales seguirán siendo necesarias para incorporar un toque de “humanidad” a las relaciones interpersonales.

Santiago, 08-10-2020