Investigación de José Tessada y Jeanne Lafortune es aceptada en Economic Development and Cultural Change

26, abril 2022

Entregar información personalizada genera más ahorro en la previsiones que la información genérica. Esa es una de las conclusiones de «Personalized Information as a Tool to Improve Pension Savings: Results from a Randomized Control Trial in Chile», investigación de la académica del Instituto de Economía Jeanne Lafortune, quien realizó el paper junto al Director de la Escuela de Administración, José Tessada y los académicos Olga Fuentes, Julio Riutort y Félix Villatoro. Sobre la investigación aceptada en «Economic Development and Cultural Change» ellos nos cuentan:

– ¿Cómo nace la idea del paper «Personalized Information as a Tool to Improve Pension Savings: Results from a Randomized Control Trial in Chile»?

– Jeanne Lafortune: “La idea nace de la generación por parte de la Superintendencia de Pensiones de un “simulador de pensiones” para ayudar a los chilenos a planificar sus ahorros previsionales. Querían hacer la evaluación de este simulador, pero el problema es que poca gente lo utilizaba y los que lo utilizaban eran en general hombres, mayores, con ingresos mucho mayores al promedio y que ya hacían ahorros voluntarios. Se quería evaluar si el simulador podría ser útil para el afiliado mas joven, con menos ingreso y con mayor fracción de mujeres que son los que tienen mas problemas al momento de jubilarse. Es ahí donde salió la idea de “llevar el simulador a la gente”, específicamente instalando módulos en oficinas de Chile Atiende para evaluar su efecto»”.

– ¿Cómo lo descubierto en «Personalized Information as a Tool to Improve Pension Savings: Results from a Randomized Control Trial in Chile» ayudaría en la discusión de los fondos previsionales en Chile?

José Tessada: “Es muy directo. Un elemento crucial en el debate de pensiones radica en que no tenemos suficientes montos disponibles para pagar pensiones como las que desearíamos tener. Una opción es romper el paradigma de ahorro individual y pasar a reparto, pero una opción mucho más razonable es mantener un componente importante de ahorro individual, y en ese caso volvemos a una pregunta básica: ¿cómo podemos orientar a las personas a buscar un nivel de ahorro adecuado para los ingresos que quieren mantener al momento de jubilarse?

Nuestro trabajo apunta justo a eso: dándoles información simple y personalizada. Dada la información ya existente en las mismas AFPs más el modelo de proyecciones validado por la Superintendencia, es muy fácil implementar un escalamiento de nuestro trabajo, orientando a las personas a mejorar su planificación de ahorro. Nuestra intervención es muy poco invasiva y no busca generar más que información fácil de comprender, vinculada a acciones concretas, y que apunta directo a la situación individual. Esto se puede potenciar con otros mecanismos de incentivo al ahorro como compromisos, recordatorios, etc.

En el fondo, nos dice que tenemos mucho que hacer a bajo costo y respetando decisiones individuales”.

– ¿Qué conclusiones destacarías en la investigación?

Jeanne Lafortune: “La conclusión principal es que en un sistema de contribuciones definidas, como en Chile, donde las pensiones no son garantizadas sino las contribuciones son las determinadas por ley, se necesita mucha información para que un afiliado promedio toma decisiones que son concordante con sus preferencias y planes futuros. Entregar información personalizada genera más ahorro que información genérica. Pero el efecto dura entre 6-8 meses lo que hace costoso esta provisión de manera continua».

José Tessada: “Por un lado la encuesta de conocimiento que realizamos, que no es parte central del experimento, confirma que los afiliados al sistema tenían un conocimiento muy básico respecto del funcionamiento del sistema y también bajo nivel de conocimientos financieros simples. Esto muestra que partimos con un sistema cuya población de afiliados está en una situación inicial complicada.

Lo más importante es que nos muestra el efecto de informar y comunicar. Información clara y una comunicación simple pueden generar reacciones en algo tan complicado como decisiones de ahorro. Una señal de corta duración llevó a modificar acciones por varios meses. Una campaña más permanente tendría el potencial de mejorar mucho el bienestar financiero de las familias y hogares”.

 

 

compartir

instagram