Los emprendedores y la resiliencia ante las crisis

27 de abril 2020 | Egresados

Ignacio Detmer, generación 2004

Me pidieron que hablara sobre la mirada del emprendedor en la situación que estamos viviendo y lo primero que se me viene a la cabeza es que el emprendedor tiene un forma de pensar distinta, que estoy seguro que lo hace estar más preparado que el resto para enfrentar esta pandemia. 

La verdad es que el tema puede ser un poco capcioso , porque en realidad, los emprendedores vivimos en constante crisis. No importa si tu startup se multiplicó por 10x en poco tiempo, no le está yendo tan bien como esperabas o si por fin lograste un modelo de negocio escalable y rentable, siempre algo te hace estar en una situación potencialmente extrema.

Mi señora trabaja en una empresa de miles de empleados que hace unas semanas fue de las primeras en anunciar que les iban a rebajar el sueldo en 50%  porque tenían que entrar en modo supervivencia, que tenían caja para cubrir un par de meses sin ventas y que, si esto se alarga, la empresa iba a quebrar. En su equipo hubo un pánico generalizado y sorpresa de cómo esta situación era posible, porque antes nunca se habían cuestionado la posibilidad de que su lugar de trabajo quebrara.

En las startup uno vive pensando en términos de burn rate o cuanta caja estás quemando al mes, cuántos meses de vida te quedan basado en la caja que tienes, cómo pagar los sueldos a fin de mes, cómo lograr que confíen en ti cuando estas partiendo, o un sin fin de situaciones que te hace estar batallando constantemente con la adrenalina de no saber si tu proyecto sobrevivirá o no. Son temas que los equipos de las startups viven en el día a día.

La lamentable “nueva realidad” hace que ahora todos los equipos que normalmente no están en modo crisis entren en este estado, ya sea para buscar la supervivencia o para captar la oportunidad, y ahí es donde los emprendedores tienen hoy su gran chance. 

Para ellos es conocido estar en un terreno desconocido y ahí que creo que los emprendedores están más preparados sicológicamente para buscar subsistir y citando el tradicional cliché de “Las crisis son oportunidades y hay que saber captarlas”, saber salir adelante fortalecidos, encontrando oportunidades en lugares que antes no pensaste ibas a encontrar.

Esta crisis está pegando duro a la mayoría de los negocios y será difícil salir adelante. Seguramente la mayoría saldremos bien heridos, pero al menos siento que muchos emprendedores nos hemos estado preparando hace años para saber cómo reaccionar en estos días y esa es la principal ventaja competitiva que tenemos. Hay que sacar todo lo aprendido y ponerle el hombro como tantas veces lo hemos hecho. Creo que eso es lo que se necesita en la mayor parte de las empresas.  

Finalmente, está el sentimiento de responsabilidad con nuestros equipos, que después de largas horas de trabajo duro pasan a ser tu familia y los quieres proteger como tal, pero sabes que no es fácil y que algunos no seguirán contigo en este camino…Son decisiones complejas, pero que también creo que las experiencias duras anteriores te han preparado para afrontar hoy.

Les mando un abrazo a los compañeros y compañeras que hoy están viviendo días complejos, no es fácil estar en esta situación pero hay que tratar de dejarlo todo para lograr salir adelante y más fortalecidos para la próxima crisis.