Estudiantes de Ingeniería Comercial cuentan sus experiencias de intercambio

Conversamos con 5 estudiantes de la carrera quienes decidieron cursar el primer semestre de este 2020 en el extranjero. Sin duda es un año diferente, sin embargo la pandemia y las cuarentenas no han sido impedimento total para llevar a cabo esta experiencia.

Realizar un semestre en una universidad extranjera es el sueño de muchos estudiantes y gracias a los convenios que tiene la UC con más de 300 casas de estudio en 45 países, anualmente son varios estudiantes de Ingeniería Comercial que se suman a esta experiencia.

Este 2020, de acuerdo con cifras de la Dirección de Relaciones Internacionales, fueron cerca de 70 alumnos de la carrera que durante el primer semestre de salieron de nuestra Facultad para realizar un intercambio ¿Cómo ha sido la experiencia en medio de la pandemia? Conversamos con algunos ellos, quienes tuvieron la posibilidad de permanecer en el extranjero, y así nos contaron cómo han vivido este desafío.

Martina Yuri

“Claramente no era el ideal ni lo que tenía en mente acerca de mi semestre de intercambio. Sin embargo, he conocido a mucha gente y he logrado hacer buenos amigos”, destaca Martina Yuri, alumna de 5to año quien decidió realizar su semestre en la Ludwig-Maximilians-Universität de München, Alemania.

Martina comenzó su intercambio a principios de marzo y sólo tuvo dos semanas de clases presenciales. Luego de eso y hasta ahora todos sus ramos han sido en formato online, a través de Zoom y con videos previos a la clase.

La estudiante terminará esta experiencia a finales de julio y comenta que, si bien la frustración y la incertidumbre han surgido en varios momentos, finalmente, decidió quedarse gracias al apoyo de sus amigos.

En ese sentido, Pablo Labowitz, estudiante de 5to, también cuenta que gracias a todos los lazos que pudo generar decidió permanecer en Barcelona, una de las ciudades de España más afectadas por el virus, que hasta hace unos días permanecía en cuarentena total.

Pablo Labowitz

“Es difícil estar encerrados por tanto tiempo sin saber exactamente cuanto terminará, pero tengo la suerte de que el departamento es un piso donde inicialmente había 11 personas que éramos amigos y nos quedamos como 7, lo que nos ayudó mucho para sobrellevar todo”, cuenta Pablo, quien escogió la La Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (ESADE) para cursar este primer semestre.

Su intercambio finalizará a finales de julio y a pesar de que ha tenido que terminar sus clases de manera online, que pensó en volver a Chile con su familia y que ha tenido varios momentos de incertidumbre, califica su intercambio como una experiencia muy positiva.

La evaluación de Pablo es bastante similar a la de María José Saavedra, alumna de 5to año quien eligió la Copenhagen Business School, en Dinamarca, país nórdico que no decretó cuarentena total pero que sí impuso ciertas restricciones. De hecho, alcanzó a tener cerca de un mes y medio de clases presenciales para, posteriormente, pasar a modalidad online.

Así, a través de videos y conferencias ha podido enfrentar de buena manera un curso electivo y los 3 OPR que eligió para este semestre. Estos últimos relacionados a gestión de la innovación, sustentabilidad y responsabilidad empresarial.

María José Saavedra

María José cuenta que el hecho de vivir en una residencial universitaria le ha permitido seguir compartiendo con estudiantes de otros países en medio de una pandemia que hizo que la mayoría de sus amigos tuviera que volver a sus ciudades. A pesar de ello está feliz por poder haber cumplido el sueño de vivir afuera. “No me arrepiento de haberme quedado. Se ve que la situación está mejorando”, afirma y agrega: “lo que más destacaría es conocer personas de distintos países, diferentes culturas, el tema de la barrera de idioma. Hablar en inglés ha sido gratificante”.

Diego Vicuña

 

Y justamente poder mejorar el inglés junto con adquirir nuevos aprendizajes de manera más independiente es lo que motivó a Diego Vicuña a pasar los últimos ramos de la carrera en la University Of Economics, Prague, en República Checa.

Así, desde el 9 de febrero Diego reside en esta ciudad de Europa central y al igual que el resto de los alumnos, terminará el semestre de forma online. A pesar de todo, destaca que su experiencia ha sido muy positiva y cree que uno de los aspectos más destacables ha sido el hecho de compartir con personas de todo el mundo. “Todos los días se aprende algo nuevo, desde una nueva receta, hasta un ritual que hacen en el país de tu compañero, del cual ni sabías en qué continente quedaba”, relata el estudiante.

Catalina Javet

Ese mismo carácter positivo es el que Catalina Javet trató de rescatar cuando decidió quedarse en Alemania. Ella es una de las últimas estudiantes en comenzar su intercambio. De hecho, llegó el 16 de marzo a la Ludwig-Maximilians-Universität de München. Por esa razón, sólo ha tenido clases online.

¿Cómo ha sido estudiar en el extranjero sólo a través de videoconferencias? “Comparándolo con Chile el nivel es súper parecido. Se nota que los profesores están haciendo un esfuerzo en todos los países”, reconoce Catalina. En ese sentido también cree que la formación recibida en Ingeniería Comercial le ha entregado buenas herramientas para estudiar en el extranjero. “Me doy cuenta de que el nivel de la UC es realmente excelente. No hablo de que acá sean más difíciles, pero la metodología de evaluación es más exigente en la UC y los profesores se comunican mas con los alumnos que acá”.

Catalina terminará su intercambio el 5 de agosto. A pesar de que es complejo planificar y aún existe mucha incertidumbre respecto a lo que sucederá sí ha podido disfrutar la ciudad y generar grupos de amigos con estudiantes de intercambio de otros países.